La salud en los viajes: la importancia de la prevención

MAGIA EN EL CAMINO

LifeTravel

Aldana y Dino, de Magia en el Camino son dos viajeros experimentados… En esta nota nos cuentan acerca de las precauciones que toman antes de emprender algún viaje en temas de salud en los viajes:

Cualquier consejo sobre salud en los viajes arranca indefectiblemente en la prevención, por eso nunca mejor aplicada la famosa frase: “más vale prevenir que curar”.

El grado de prevención dependerá de las condiciones de infraestructura e higiene de nuestro destino, ya que no es lo mismo viajar a una zona selvática que a una ciudad moderna. Además, es cierto que el presupuesto con el que contemos influirá sobre las posibilidades de estar más o menos expuesto a algún contratiempo de salud en los viejos. A pesar de esto, siempre es bueno darle prioridad a su cuidado.

 

A continuación les enumeramos algunos ítems para tener en cuenta para cuidar la salud en los viajes:

- Llevar siempre una botellita de alcohol en gel o toallitas húmedas con desinfectante para lavarnos las manos antes de comer.

- Si nos pican los ojos, nunca rascarnos con la mano desnuda, siempre utilizar papel tisú o similar.

- Beber siempre agua mineral embotellada. En algunos países, como India, se recomienda utilizar agua embotellada hasta para lavarse los dientes. Esto depende también del lugar donde nos estemos hospedando.

- Tener algún desinfectante para aplicar lo antes posible sobre una lastimadura o herida.

- No tocar una lastimadura o picadura sin lavarse las manos  previamente.

- Asegurarse de que los alimentos que compremos en puestos callejeros estén muy bien cocidos antes de ingerirlos.

- Si compramos bebidas elaboradas no envasadas debemos asegurarnos de que los vasos sean descartables, ya que no siempre el hecho de que parezcan limpios y estén secos significa que fueron lavados con agua limpia.

- Usar algún calzado para ducharse.

- Colocar papel higiénico en las tablas de los inodoros antes de sentarse en ellos.

- No caminar descalzos por la calle, sobre todo en aquellas ciudades muy sucias donde es factible contraer algún tipo de virus.

- Si estamos tomando algún remedio recetado debemos verificar que la cantidad que llevamos sea suficiente para todo el viaje, ya que no siempre es sencillo conseguir ciertos remedios fuera de nuestro país.

- Tener siempre a mano aquellos remedios que estamos acostumbrados a tomar para los dolores más frecuentes, como los de cabeza o estómago.

- Averiguar qué vacunas necesitamos aplicarnos de acuerdo con el destino del viaje y aplicarlas en los plazos establecidos en cada caso. En muchos países existen servicios públicos que informan sobre ese tema. En el caso de Buenos Aires, por ejemplo, pueden comunicarse con el centro de asistencia al viajero del Hospital Muñiz.

- Cuidarnos de los mosquitos en caso de visitar lugares donde la malaria sea una enfermedad común. Usar pantalones y camisetas de mangas largas en los momentos de mayor presencia de mosquitos (el amanecer y el atardecer), usar repelente de alta duración y tener mosquiteros en las camas y ventanas.

- Contratar siempre un seguro de viajes antes de salir y ante cualquier problema de salud comunicarse inmediatamente a los teléfonos indicados. Siempre tenemos que tener estos teléfonos a mano, junto con los documentos o en algún lugar de fácil acceso.

 

Estos consejos no pretenden cubrir todos los aspectos de la salud con los que nos podemos encontrar durante un viaje corto o largo, pero esperamos sean de mucha ayuda al comenzar los preparativos para hacer esto que tanto nos gusta hacer: VIAJAR…

 

 

Consulta en LifeTRAVEL los mejores planes de Asistencia al Viajero de April Travel Assistance. Cotiza y compra online en solo 3 pasos!

 

Sigue leyendo nuestra nota sobre Viajar con personas de movilidad reducida